Friday, January 20, 2012

Por Amor a su Señor: La Historia de San Valentín

Por Juan Rodriguez y traducido por Bertha Peralta-Rodriguez

Todos sabemos que el día de San Valentín es un tiempo para enamorados, corazones rojos, chocolates y flores. Pero para nosotros como Cristianos, el día de San Valentín significa más que un día de fiesta comercial. En este día conmemoramos el martirio de un sacerdote famoso, quien murió por llevar el Evangelio de Jesús al mundo Romano.

Existen muchas leyendas sobre su vida, pero nadie puede negar que él existió; muchos de los escritos antiguos de la Iglesia sobre la vida de los santos prestan atención al Santo de los Enamorados. Su nombre era recordado en el Sacramentario de San Gregorio, el Misal Romano de San Tomasio, como también en algunos calendarios. (1) Los Arqueólogos descubrieron la existencia de San Valentín al desenterrar una catacumba Romana, la cual contenía una iglesia en honor al santo (2).

Valentín vivió una vida llena de valentía, protegiendo y sirviendo la comunidad Cristiana durante el reino de Claudio II en Roma. El Emperador Claudio trajo mucho dolor y sufrimiento a todos los Cristianos, trayendo persecución y muerte, contando a San Valentín como una de sus victimas. Pero sin miedo alguno, Valentín dedico cada onza de su vida a la santidad y prosperidad del Matrimonio Cristiano. El reunía a las parejas en silencio para enseñarles sobre la importancia del matrimonio centrado en Cristo, al igual también bendiciendo los matrimonios en el nombre del Señor. Después, San Valentín fue capturado por las autoridades Romanas y puesto en prisión. El fue acusado de ayudar a los Cristianos que eran perseguidos. Es mencionado en la historia que San Valentín tuvo una audiencia con el Emperador Claudio. Valentín le cayó bien al Emperador, a través de sus varias conversaciones. Pero para Valentín, los más importante era traer a Jesús al corazón del Cesar. Pero esto enfureció a Claudio tanto que mandó a Valentín a su muerte. Lo sentenció a que fuera golpeado con palos y piedras.

Pero el corazón y el alma del gran Valentín no fallaban, ya que Jesús protegió su cuerpo. Después, Valentín tuvo el regalo del martirio por la espada, cuando fue descabezado el 14 de Febrero del año 270 A.D. (Anno Domini – Año de nuestro Señor).

¿Que podemos aprender de este gran santo?

La vida de San Valentín nos muestra que es posible amar incondicionalmente, aun cuando haya grandes males en contra de nosotros. Como Cristiano, podemos aprender dos cosas: Primero – que Valentín vio la importancia de celebrar y proteger el matrimonio Cristiano, que tenemos que preservarlo y celebrarlo, ya que Dios ha mandado que el matrimonio sea SANTO. Segundo – el martirio de Valentín es una señal para nosotros de que podemos estar llenos de “Ágape”, un amor que es desinteresado y se auto-sacrifica por amor al otro. Esto es solo posible por medio de nuestro Señor Jesús. San Valentín sabía esto muy bien, ya que no pudo parar de hablar de El, aun cuando estaba amenazado a muerte.

Como jóvenes Católicos, nosotros podemos aprender de nuestras experiencias en conexión con la vida de San Valentín. Podemos aprender sobre la importancia del amor Divino.

En un tiempo donde la Cultura de la Muerte esta tratando de destruir la Imagen de Dios en nosotros, tenemos que apurarnos en traer la Cultura de la Vida, centrada en el verdadero amor a Dios, a nuestro prójimo, y a nosotros mimos. Un amor “Ágape” que encienda los corazones en fuego por Jesús y por otros. En Febrero 14, recordamos un hombre que nos mostró como, con el precio del sacrificio. Su amor se mezcló con la Sangre del Cordero, y así mismo debería ser nuestro amor.

San Valentín, ¡Ruega por nosotros!

1. http://www.catholic.org/saints/saint/php?saint_id=159
2. Ibid